Uruguay pone un tope de un 15% de THC a la marihuana legal

Uruguay pone un tope de un 15% de THC para la marihuana legal.

Como hemos comentado en más artículos acerca de la legalización de la marihuana en Uruguay, este país ha dado el paso adelante más grande del mundo, legalizando la marihuana en todas sus formas y sentando las bases de la «Industria de la marihuana».

De ésta manera, Uruguay se ha convertido en el referente mundial y banco de pruebas para la legalización futura de otros países como México o Argentina.

Con lo cual parece que Uruguay es el nuevo paraíso de los fumetas! aunque a veces, incluso en los paraísos, hay cosas complicadas de comprender. Ha trascendido un detalle más de la ley que regula la marihuana en Uruguay, este detalle es que la marihuana legal será aquella que tenga menos de un 15% de THC, lo cual puede sonar justo para la gente que no está muy metida en el tema de la marihuana, pero que sin embargo, si profundizamos un poco, parece que puede no tener sentido.

El THC en la planta de marihuana

El Tetrahidrocannabinol (THC) es el compuesto más conocido de los múltiples compuestos activos que tiene la marihuana, es el componente más psicoactivo de la marihuana y también el más estimulante. También, el THC tiene aplicaciones medicinales.

Para consumir el THC, normalmente hay que consumir los otros componentes que lleva la planta de marihuana, además de la materia vegetal, que es soporte de la resina que contiene los cannabinoides.

Cuanto más THC se quiere consumir, más materia vegetal y otros componentes tenemos que consumir también, muchas veces no necesarios, como la materia vegetal.

¿Más THC es igual a más dañino?

Pues no, todo lo contrario, si un consumidor para estar a gusto o para cubrir sus necesidades medicinales, tiene que consumir una cantidad de THC al día, ¿no será mejor que la pueda consumir de la manera más sencilla?

Pongamos el ejemplo más parecido, el de un medicamento, una pastilla por ejemplo tiene un tanto por cien de componentes activos, que son los necesarios para eliminar por ejemplo, el dolor de cabeza, el resto de la pastilla es algún excipiente, un soporte. Sería un sin sentido pedir a un paciente que se tome dos pastillas, acumulando mucho más excipiente en su cuerpo, solo por el hecho de que la sustancia activa tiene que ser menos potente. Lo lógico es tomar una pastilla, con el suficiente compuesto activo, para no tener que tomar otra y con ello tomar más excipiente, que normalmente no sirve para nada.

Pues lo mismo es con la marihuana, si un consumidor, ya sea lúdico o medicinal, necesita una cantidad determinada de THC para sentirse bien, ¿que sentido tiene hacerlo fumar más porros para llegar a ella?, cuando ello supone fumar más materia vegetal, papel, goma arábiga, tabaco si se le echa…

Más de 15% de THC en la marihuana de Uruguay es droga dura

Pues este es el sin sentido de la ley en Uruguay, tal y como ha comentado el presidente de la nación, Jose Pepe Mujica, el estado se hace cargo de la marihuana para proteger al consumidor y eliminar, en parte, el narcotráfico.

Flaco favor le hacen a los consumidores, que tendrán que consumir más dosis, para poder llegar al estado anhelado. Puede que para un consumidor lúdico no sea un gran problema, sin embargo para el consumidor medicinal, que es el que más necesita a la marihuana, si puede ser un gran problema, ya que consumir mucho «excipiente vegetal» no es bueno para su salud.

Veremos si en un futuro recapacitan y modifican esta parte de la ley, que parece más bien haber sido una decisión para la opinión pública neófita en el mundo de la marihuana, que una decisión consecuente e inteligente.

Esperamos que los vaporizadores de marihuana se popularicen pronto en Uruguay ya que, además de ser mucho menos dañinos, permiten consumir solo los principios activos, eliminando el excipiente de la materia vegetal.

[youtube id=»XcC3Ze71LcQ»]

Etiquetado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *